Como algunas personas podrán notar, este blog dejó de actualizarse. Debido a la desaparición de megaupload y a las restricciones de muchos servicios de descarga, me veo obligado a cambiar los enlaces con demasiada frecuencia. Avisa de los enlaces que no puedas descargar como comentarios y/o deja un email en ellos si quieres que te lo enviemos, los comentarios del blog no son públicos a los demás usuarios. También podéis contactar conmigo a través de dhiawen@hotmail.com o www.facebook.com/dhiawen

18/1/09

Malleus Maleficarum, El martillo de los brujos.



Por. Heinrich Kramer y Jacobus Sprenger


Bien, este es considerado por algunas personas como un imprescindible para aquellos verdaderamente interesados en la historia. Yo soy de esa opinión por la trascendencia que este volumen tuvo en el mundo occidental por cientos de años. Aquí les dejo un extracto del estudio preliminar.

---------------------------------------------

Por lo general, los amantes del libro como objeto portador de conocimiento no piensan ni pueden concebir que texto alguno provoque a la vez tanto espanto y daño, tanta indignación y rechazo, tanto reparo intelectual y emocional como el que aún hoy causa el Malleus Maleficarum. Sin embargo, es evidente que el poder que emana de ciertos manuales, como éste, traducido como El martillo de los brujos o también El martillo de la bruja, escrito entre 1485 y 1486 por Jacobus Sprenger y Heinrich Kramer -dos monjes dominicos-, dessmiente por completo aquella creencia.

Como su nombre indica, El martillo fue el tratado que dio autoridad definitiva a jueces, magistrados, sacerdotes relacionados con la Inquisición, tanto católicos como protestantes, en su enfrentamiento con la brujería en Europa. O, mejor dicho, el arma que legitimó teológica y legalmente la persecución de quienes por una u otra razón fueron acusados de tener tratos con el diablo. Un arma demoníaca que llevó a la tortura, el sufrimiento y la muerte, en sólo doscientos años, a más de setenta mil personas, el noventa por ciento de ellas, mujeres. Ellas, que son centro y periferia de esta obra maldita, son también objeto central del presente análisis.

Si bien éste no fue el primer tratado en su género -hay que recordar que anteriormente se había publicado el Fortalitium Fidei, que data de 1461-, indudablemente se constituye en el más influyente durante los casi tres siglos que estuvo en vigencia, ya que fue avalado por disposición del papa Inocencio VIII a través de la bula Summis Desiderantes, dictada el 9 de diciembre de 1448, en la que se instaba a la investigación y punición de los delitos de brujería en las provincias norteñas de la actual Alemania.

Descarga parte 1

Descarga parte 2

3 comentarios:

Tennesse Rose dijo...

Siempre es interesante leer éste tipo de libros. Aunque a veces la impoténcia y el "buen rollo" que te producen hacen que te entren ganas de lanzarlos por la ventana, especialmente cuando se tacha a la mujer de ser débil y facilmente influenciable.

Lo mejor de todo, es que hace tiempo conocí a una pareja (supuestamente culta), que apoyaba los contenidos del libro, (en especial el hombre). Cosa que no me extraña ya que, en primer lugar eran fanáticos religiosos del tipo Opus Dei y en segundo lugar porque acusaban a una vecina gitana de ser bruja y echarles mal de ojo.

Cosa que demuestra que el ser humano, nunca cambiará.

Por cierto, bonito diseño de blog. Resulta que también tengo ese :)

Gerbuho dijo...

Lo que comentas me parece impresionante. Si bien es cierto que no se puede negar la existencia en pleno siglo XXI de todo tipo de fanatismos, siempre resulta chocante ver que se llegue al extremo del anacronismo pues tomar en consideración una obra como está más allá de su valor como parte de la historia y como enseñanza de lo que no se debe repetir es llegar a niveles verdaderamente extralimitados. Espero que esto que comentas suceda en un lugar donde por lo menos la leyes impidan que gente así quiera llevar su "afinidad" por el Malleus a acciones como las que ahí se ilustran.

Saludos

Tsaphiel dijo...

Ger, estoy contigo... No es la primera vez que escucho que sigan habiendo casos como el que Tennesse nos comenta y es realmente patético. Luego esas personas querrán tener derechos y creerán que tienen la razón. Así se destruye el mundo, así es normal que miles de personas mueran a diario por diferencias religiosas y politicas.

Es patético que en pleno siglo XXI la humanidad no se haya dado cuenta de que la vida se basa en la Diversidad, y no en una unidad inamovible.

Feliz Encuentro, Tennesse. Gracias por tu huella.

Tsaphiel